Los Mossos permiten que los independentistas coarten nuestra libertad

El pasado domingo 16 de septiembre tuvo lugar la manifestación convocada por la asociación Hablemos Español donde se pedía la libre elección de lengua para cursar estudios en Cataluña.

Miles de personas salimos desde Plaza de la Universidad para dirigirnos hacia Plaza de San Jaime, donde terminaríamos con la lectura de un manifiesto.

Todo transcurría fenomenal. Un ambiente sano y alegre copaba las calles de Barcelona pidiendo la libre elección de la lengua por parte de los padres en las escuelas.

Pero esto escuece mucho al separatismo. No podían permitir que un grito coherente de libertad se oyese en lo que creen que son “sus calles”.

Y por eso organizaron una contramanifestación en la misma Plaza de San Jaime para impedirnos el paso.

No sorprende que los independentistas monten una contramanifestación, sino que los secesionistas utilizaron a los Mossos para cumplir su objetivo.  Permitieron su entrada a la plaza sin poner ninguna objeción, y a pesar de que no tenían ningún permiso de la Delegación del Gobierno (a diferencia de nosotros), fue nuestra manifestación la que desviaron y acortaron.