La Ley de «Memoria Democrática» es una aberración desde el punto de vista histórico y desde el punto de vista democrático.

Por mucho que se intente rescribir la historia, darle el carácter de ley y callar a aquellos que presenten una visión más verdadera de lo que sucedió entonces, lo que pasó es lo que pasó. Una ley no puede cambiar la historia. Imponer mediante multas, ilegalizaciones o expulsión de monjes una visión de la historia es dogmático y sectario.

Poner a socialistas y comunistas de los años 20 y 30 como ejemplo de democracia o de cumplimiento de la legalidad para intentar construir una historia de buenos y malos es, sencillamente, ridículo. Es suficiente con leer cualquier declaración de los gobernantes de la época.

Basta ya de utilizar sucesos de hace más de 80 años para intentar dividir a los españoles de hoy.

No a la Ley de «Memoria Democrática».

No a la Ley de "Memoria Democrática"

Comparte esto con tus amigos:

   

¡Atención!

Firmas

Objetivo

5945

10000

Faltan 4055 firmas para alcanzar nuestro objetivo
¡Ayúdanos a alcanzarlo!

Comparte esta Campaña

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad