¿Qué pasa en Valencia?

La Generalitat Valenciana ha impuesto el decreto plurilingüe educativo valenciano para el curso que viene y los padres han dicho basta.  El domingo pasado miles de valencianos salieron a la calle para dejar claro que no están a favor de un decreto trampa que coarta la libertad de elección y la igualdad. El lema de la manifestación era “No al decretazo, sí a la libertad“.

¿Pero que dice este decreto? Elimina el sistema anterior que permitía escoger entre una línea en castellano y otra en valenciano en la educación no universitaria. Ahora le decisión la tomarán los centros educativos que no tendrán por que comunicarlo a los padres que no tendrán ni voz ni voto, por lo tanto pierden el derecho a elegir la lengua vehicular para la educación de sus hijos.

Como explica muy bien José Ramón Pastor, de la Asociación Idiomas y Educación en una entrevista a El Mundo: “El decreto genera desigualdades. Discrimina en la denominación de lo, llamándolos «Básico» a los niveles con más castellano y «Avanzado» a los niveles con más valenciano”.

La verdad es que el castellano y valenciano siempre han ido de la mano, han convivido sin problemas, hasta que algunos han decidido generar la discordia y crear un plan educativo que no ayudará a los pequeños. De forma engañosa para los padres se les impone el valenciano a los niños, sin darse cuenta de la importancia que tiene para el futuro estudiar también en castellano.

Desde Españoles de a pie queremos mostrar nuestro apoyo a todas las plataformas de padres que están luchando por la libertad y el futuro de sus hijos.

4 thoughts on “¿Qué pasa en Valencia?

  1. José Guillermo 29 marzo, 2017 at 11:11 am - Reply

    La libertad no es imposición, se debe de respetar la decisión de los padres en cuanto a la educación de sus hijos y los políticos que no son diferentes en ningún lugar, todos los políticos del mundo son personas manchadas por la corrupción, la inmoralidad, la ignorancia, son personas que buscan distraer a la sociedad con estos temas para hacerse de más dinero, les recuerdo a todos los políticos que cuando nacieron no traían bolsa para llevarse lo que le roben a La sociedad, todo se va a quedar aquí. Un político debe ser un servidor público, con amor a la sociedad y buscar el bien de la mayoría.

  2. Miguel Janer Oliver 31 julio, 2017 at 10:57 am - Reply

    El asunto lingüístico es una “bufada” de poco calibre. ¡ Claro ! que dan trabajo a los bienpensantes, pero no hay que ser ridículos, el valenciano, es eso, valenciano, pero sin el castellano (español) no puedes ni, moverte de la acera de tú casa. Es cuestión de tener sentido de la realidad. Sin valenciano, puedes hacer de todo (y sin catalán también, y sin mallorquín) no es malo saberlo, pero hacer bandera de la primacía de estos idiomas comarcales, es como menos, hacer el ridículo y no avanzar nada en nada, el español lo saben, conocen o/y lo hablan 300 millones. No seáis ridículos y poco prácticos. Yo soy catalán pero “no ejerzo” y estoy y soy tan feliz. No me enfado por “tonterías”-lingüísticas. Que la Virgen de los Desamparados os “despierte” de estas bufonadas. Adiós.

  3. Miguel Janer Oliver 31 julio, 2017 at 11:03 am - Reply

    Me ratifico en lo escrito en el anterior párrafo. // España debe y fue grande, cuando todos teníamos libertad, pero no hacíamos el ridículo de los que mandan ahora , tanto en Valencia, como en Cataluña. Que el Señor Dios tenga piedad de ellos y les confunda cuando pretendan “mandar” algo. Adiós

  4. Josep 4 septiembre, 2017 at 7:59 pm - Reply

    Con 24 años salí de mi casa a ganarme el pan con el sudor de mi frente y no como hacen ahora muchos con el sudor de la frente de los demás, conozco por mi trabajo toda España, y cuando digo toda son todas las provincias, las islas y las plazas extrapeninsulares, no he sido discriminado en ningún sitio por ser valenciano, por lo tanto soy de los que digo que cuando una cosa funciona bien, lo mejor es no tocarla. Me preocupa mucho el matiz que están tomando las cosas, por aquellas personas que no son demócratas que son las que mas chillan o mienten. Si la nueva ley podría ser que mi trabajo fuera de mi tierra tuviera mas problemas que los que he tenido yo, estaría en contra. Mi lengua familiar y de mis amistades cuando vivía en Castellón era el Valenciano y me hace pensar que a mi se me ha insultado por decir que el catalán, el valenciano y el mallorquín eran la misma lengua, el occitano, porque el valenciano no es catalán. Hay que tener mucho cuidado que tocando los sentimientos manipulan a la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *