El domingo, ¿dónde quedó España?

 

VotaciónDejamos aquí algunas reflexiones sobre las elecciones del pasado domingo. Ya se ha escrito mucho sobre el tema: que si es el fin del bipartidismo, que si los nacionalistas pierden Barcelona, que si sube la izquierda radical… y no vamos a repetir lo que ya se ha dicho.

Pero sí queremos centrarnos en una idea que nos parece muy importante. Después de ver muchos programas de televisión y artículos la triste realidad es que la idea de España y su proyecto de futuro no han aparecido en ningún momento en el discurso ni en el debate político.

Nadie presentó con vigor la bandera de la unidad. Es cierto que se trataba de elecciones municipales y autonómicas pero también es cierto que los nacionalistas utilizaron estas elecciones para defender su proyecto de ruptura mientras que a los que defienden la cohesión les falta la audacia necesaria para plantear desde este eje una verdadera alternativa política.

Ha sido una nueva oportunidad perdida para presentar un ilusionante proyecto para España. Sigue habiendo mucho miedo a ser etiquetados de una u otra manera y mucha desidia para defender con firmeza lo que es de todos.
Te voy a decir una cosa: a mí todo esto me lleva a reafirmarme en los planteamientos y motivaciones que han visto nacer a Españoles de a pie.

Cada vez tenemos más claro que es la hora de articular una propuesta ciudadana para que nuestro futuro como comunidad unida forme parte esencial del debate público.

Por mucho que los independentistas quieran presentar a España como lo que no es, nosotros sabemos que nuestro país representa grandes valores como la solidaridad o la generosidad. Hay muchos miles de españoles de a pie que sienten un sano orgullo de formar parte de esta nación y que quieren que esa inquietud cristalice en propuestas cívicas y políticas.

Nuestro reto es crear una masa crítica que influya en los contenidos que los partidos políticos incluyen en sus programas de manera que el fomento de nuestra unidad sea una línea común indispensable. Para lograr esto te invitamos a que difundas esta iniciativa entre tus conocidos.

Hay dos maneras muy sencillas de que empiecen a estar en contacto.

Pueden apuntarse en el siguiente link:

http://espanolesdeapie.es/me-apunto

También pueden hacerse amigos nuestros en Facebook:

https://www.facebook.com/espanolesdeapie

4 thoughts on “El domingo, ¿dónde quedó España?

  1. Lucía Marín 30 mayo, 2015 at 5:35 am - Reply

    VOX si defiende la unidad de España.

  2. Andrés 1 junio, 2015 at 6:58 am - Reply

    España ha quedado donde la hemos puesto; nosotros, no los políticos. Si yo inoculo a alguien un virus mortal, lo mato yo, no el virus, que se limita a cumplir su programa genético, y si yo voto a determinados políticos no menos destructivos movido por mis intereses particulares, mi ansia de revanchismo o lo que sea, la culpa de que España se descomponga es mía, que les he dado el poder. Vox defenderá la unidad de España, pero no tiene líderes, y los partidos que tienen líderes no tienen principios o les importa una leche España. Y en cuanto al Rey, principal garante de la Constitución, al menos desde mi punto de vista ni está demostrando ser líder ni que España le preocupe lo que debería, y cuando no hay liderazgo, orden y, sobre todo, Justicia, la revolución está en marcha, y no soy tremendista.

  3. Francisco 8 junio, 2015 at 5:11 pm - Reply

    El único partido que he encontrado que defienda los valores de España, es VOX, pero por falta de medios, pienso yo, no es conocido y y no les dejan entrar en en las tv
    De audiencia, pero creo que poco a poco se iram abriendo paso. Y muchos los catalogan de extrema derecha, porque ya no se lleva el tener respeto a las insignias naciomales , y esto es por desgracia lo que se enseña en los centros educativos. Creo que es muy difícil el cambiar las cosas, pero hay que intentarlo a toda costa

  4. Eduardo 23 diciembre, 2015 at 6:08 pm - Reply

    ¿Queremos acabar con PODEMOS?

    Un país que deja abandonados a sus compatriotas más débiles es un país indigno. Hagamos justicia con estas víctimas inocentes, hagamos justicia con los verdaderos culpables de la situación política y económica que han provocado tantas víctimas. Así es como se debe acabar con Podemos.

    El porqué de PODEMOS

    Hace apenas poco más de dos años, un 15M, miles de españoles acamparon en las plazas de las principales ciudades españolas con el fin de reivindicar su hartazgo de las políticas llevadas a cabo por todos los gobiernos de todo tipo desde la Transición. Muchos españoles no participamos en esas concentraciones aunque si estaban nuestros corazones con ese movimiento nacido, para muchos de forma espontánea, sin más interés que hacer patente el malestar acumulado durante demasiados años.
    Una minoría organizada y experta en escraches y lucha callejera nacida principalmente en sectores revolucionarios universitarios, sin duda supo aglutinar a miles de voluntades pacíficas e inocentes, y a otros tantos antisistemas, quienes dieron cuerpo al interés espurio de esta minoría con enlaces chavistas. De estos sectores sociales que formaban el 15M, surgió un Pablo Iglesias, potenciado mediáticamente por diversos medios televisivos nacionales en los que expuso sus teorías demagógicas y populistas-bolivarianas a las que se añadieron ciudadanos desahuciados a causa de la peor crisis económica desde la posguerra, muchos de ellos abandonados por el poder del momento más preocupado en salvar a un corrompido y abusador sistema bancario esquilmado por ellos mismos, hasta el punto de hacer quebrar algunos de estos bancos y cajas, sin un poder judicial que haga “verdadera” justicia por su irresponsabilidad o más exactamente, atraco de guante blanco.
    En este ambiente y con estas premisas nació Podemos, quién ante la ausencia de una autocrítica y correspondiente cambio de rumbo, del resto de partidos políticos tradicionales, subió como la espuma en las encuestas y en los parlamentos.
    Sin duda, Mariano Rajoy nos libró de un rescate a la griega, pero no hubo ningún milagro, su receta económica fue sencilla, simplemente sacrificó a 10 millones de españoles, a los más débiles entre todos los españoles, en muchos casos inocentes de una situación provocada por sectores ajenos a estas víctimas y muy cercanos a la clase política.
    Ante el desprecio y olvido de los partidos tradicionales, estos millones de españoles encontraron la alternativa en unas promesas populistas de difícil aplicación, pero ya lo dice el chiste “para que te toque la lotería, antes tienes que comprarla”, esta lotería que realmente está falsificada y que ocultamente solo pretende destruir a la España que conocemos, solo tiene un nombre: PODEMOS. Un desahuciado, un ciudadano que no ve futuro en su vida… seguro que es capaz de gastarse sus últimos euros en comprar un décimo de lotería. Han sido varios millones de españoles desesperados los que han apostado por la lotería de PODEMOS sus últimos euros, no tienen nada más que perder, han perdido incluido la fe en su país. Nadie les da esperanzas e ilusiones y lo único que les queda es vender su alma al diablo. Dejemos nuestro egoísmo aparcado y ayudemos a sacarlas del pozo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *