En Baleares, la Selectividad en español

No sé si lo has leído en la prensa pero por fin este año ha sido posible recibir el examen de Selectividad en castellano por un acuerdo entre el Ministerio de Educación, el Govern balear y la UIB (Universidad de las Islas Baleares).

Es cierto que sólo ha sido posible de forma precaria pues por defecto se entregaba el examen en catalán y los miembros del tribunal apuntaban en una lista a quienes lo pedían pero, en todo caso, supone un avance en el respeto a la libertad lingüística de los alumnos.
Hasta este año sólo se recibía el examen en catalán y había una copia en castellano para consultar por si había algo no se entendía.

Por eso hemos decidido reconocer a la diputada autonómica de Ciudadanos, Olga Ballester, con una de nuestras tazas con la inscripción “Hoy es un buen día para ser español” por haber registrado el año pasado la petición formal en la UIB para garantizar que los textos de las pruebas de selectividad pudieran ser recibidos tanto en catalán como en castellano.
Quiero hacer extensible este premio a todos los que en Baleares trabajan por los derechos lingüísticos de los castellano-parlantes.

Para entender lo que está pasando

Comparto contigo tres ideas para entender lo que ahí está pasando y que explican por qué hemos decidido dar este premio.

Primero una anécdota. Que cuando se ha ofrecido la posibilidad de recibir el examen en español un alumno se ha levantado y ha preguntado “si por elegir el examen en esta lengua se le bajaba la nota”. Es muy significativo y muestra que lo que está pasando en las Islas Baleares es una auténtica imposición lingüística basada en el miedo.

Lo segundo es que cuatro vocales del tribunal han dimitido en desacuerdo y lo sorprendente es que han alegado que esta medida sólo muestra “fobia y odio hacia lo catalán”. Este tipo de argumentos empiezan a convertirse en algo habitual en España; a quien piensa diferente o defiende lo español se le acusa de que lo hace porque odia y así se justifican todo tipo de atropellos a sus derechos.

Y por último, según denuncia la Fundación Círculo Balear, el 87% de los colegios en Baleares da el 100% de las clases en catalán y sólo el 2% hace un reparto equitativo entre lenguas. Ni que decir tiene que ningún colegio ofrece educación en español.

¡Enhorabuena a Olga Ballester!